Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

El Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016 del Gobierno estableció un marco de actuación frente al impacto medioambiental de los vehículos. En él, además, se hace referencia al tráfico rodado en los grandes núcleos urbanos como fuente de emisión de partículas contaminantes, como el NO2. De esta forma, se decidió categorizar a todos los vehículos con cuatro distintivos ambientales: Cero Emisiones, ECO, C y B.

Estas etiquetas que vemos pegadas en el parabrisas de la casi totalidad de vehículos, indican sus niveles de emisión y limitan sus accesos y usos. En este sentido, los coches con etiqueta ECO se han convertido en la piedra de toque que dirige la transición ecológica de las ciudades y que más simpatías ha levantado entre los usuarios.

¿Qué es un coche ECO y en qué se diferencia de uno Cero?

Aunque convivimos a diario en estos términos, para una gran mayoría todavía no está claro qué convierte a un vehículo en ECO y qué no. En general, esta etiqueta medioambiental se estampa en los modelos híbridos y todas sus variantes. Entre ellos, incluimos a los no enchufables (HEV), los enchufables (PHEV), los microhíbridos (mild-hybrid o MHEV), aquellos propulsados por gas natural (GNC y GNL) y a los que usan gas licuado del petróleo (GLP). Aunque hay algunas condiciones:

  1. Todos deben cumplir los criterios de la etiqueta C.
  2. En el caso de los PHEV, solo aquellos con una autonomía inferior a los 40 km. Si tienen mayor autonomía, llevarán la etiqueta Cero.

¿Y cómo lo diferenciamos de la etiqueta Cero Emisiones? Este grupo incluye a los vehículos eléctricos puros y a los híbridos enchufables más recientes. También dentro de esta categoría cabe mencionar a los vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV) y a los de pila de combustible, mientras que los PHEV deben tener una autonomía mínima de 40 kilómetros.

Esto es todo lo que puedes hacer con tu etiqueta ECO

etiqueta eco

Las ventajas de disponer de un coche ECO para circular por ciudad son muchas, sobre todo, en comparación con un vehículo con distintivo C o B:

  • Los coches ECO están exentos del pago del impuesto de matriculación.
  • Aquellos que funcionen con gas, obtienen un descuento de hasta un 75 % en el impuesto de circulación durante los seis primeros años.
  • Posibilidad de circular por el carril Bus-VAO en ciertos casos y siempre que esté indicado.
  • Acceso al centro de ciudades como Madrid o Barcelona, incluso cuando estén activadas las restricciones al tráfico.
  • Aparcamiento con descuento de hasta el 50 % en la zona SER, aún cuando esté prohibido para otros vehículos. En otras zonas de España o en municipios como Alcobendas, el descuento puede llegar al 100 %, es decir, es gratuito aparcar.
  • Descuento de 750 euros al adquirir un vehículo GNC en los municipios de la zona ZEPA.
  • Rebajas en los peajes dependientes de la Generalitat de Catalunya.

Las únicas diferencia con respecto a la etiqueta Cero en cuanto a restricciones es que, para estos últimos, el carril VAO de alta ocupación está siempre disponible y tienen permitido aparcar de forma totalmente gratuita. Es decir, los vehículos ECO disfrutan casi de las mismas ventajas que los Cero.

¿Un coche solo para ciudad? Olvídate de los límites

Bien es verdad que, aparte del provecho que podemos sacar de conducir un coche ECO, no todos estos modelos son iguales. Quizá una de las etiquetas que más se les suele atribuir es la de “urbanos”, debido a que la electrificación aún se asocia a la falta de autonomía y a modelos compactos y lentos.

Lejos de ello, los vehículos eficientes ofrecen una amplia gama de opciones para cada identidad de usuario y usos. Los motores híbridos se instalan tanto en carrocerías más urbanitas como en los chasis todocamino y SUV. En ningún caso, hibridación y potencia son conceptos excluyentes. Observemos el nuevo TUCSON de Hyundai, un SUV compacto con versión 100 % híbrida y versión de gasolina o diésel con un soporte híbrido de 48V.

El rendimiento y la eficiencia se ponen al servicio de tus necesidades y de las del medioambiente. Un vehículo de estas características no limita en ningún caso nuestros trayectos, convirtiéndolo en una opción polivalente tanto para ciudad como para carreteras más exigentes. A esto podemos sumarle su sistema de tracción 4×4 HTRAC, sus modos de conducción y el sistema ECS, que mejoran las sensaciones en curvas de montaña y el agarre sobre terrenos deslizantes o embarrados.

No debemos renunciar al diseño al decidirnos por un modelo eficiente

Otro de los grandes mitos de los vehículos ECO es que abandonan el carácter deportivo de los modelos de combustión más potentes. La realidad es que el rugido del motor poco o nada tiene que ver con la propia personalidad y expresión del coche. Las líneas sofisticadas y dinámicas llegan para revolucionar el mundo del motor y se adaptan también a las exigencias de los coches ECO.

Para aquellos usuarios que busquen un vehículo de uso diario en sus desplazamientos al trabajo, pero sin renunciar a la mirada deportiva y las formas geométricas, el nuevo TUCSON es buena muestra del futuro al que se dirige el mundo del diseño de automoción. Con un frontal amplio que acapara todas las miradas hacia su dinámica parrilla y un lenguaje que entremezcla las líneas angulosas y los trazos curvilíneos, el Hyundai TUCSON apuesta por la deportividad para los coches ECO.

Por lo tanto, no debemos resignarnos al aburrimiento a la hora de elegir nuestro coche eficiente. Los nuevos vehículos han redoblado su apuesta por la personalidad más atractiva y modernista, independientemente del tipo de etiqueta que le asignemos. Lo que parece claro es que la automoción está difuminando cada vez más los diferentes segmentos de vehículos, encontrando versiones a caballo entre lo urbano y lo familiar o lo deportivo y lo todoterreno.

ECO no significa pequeño y mal equipado

Disfrutar de la conducción con las últimas novedades en tecnología no está solo al alcance de unos pocos. El coche ha evolucionado de forma considerable y nada tiene que ver un modelo actual con uno de hace tan solo 7 años. El interior del habitáculo se ha armonizado como una burbuja que se sustenta en tres pilares fundamentales: comodidad, tecnología y seguridad.

A la hora de decantarse por un modelo u otro debemos entrar a valorar este tipo de prestaciones y qué se nos ofrece que no nos aporten los demás. Hyundai va un paso más allá e incluye un factor añadido: el minimalismo. Parece que la imagen tecnológica está íntimamente asociada a salpicaderos repletos de botonería luminosa y pantallas que a menudo suponen una distracción. Pero en el caso del nuevo TUCSON, tanto en la versión de 48V como en el HEV, se aplica el mantra de “menos es más”. Una simplicidad de acceso que aporta al habitáculo un universo de sofisticación y orden.

coche eco

Decidámonos siempre por funcionalidades inteligentes como los asientos calefactables (incluso de forma remota) y plegables y servicios de conectividad que lleven a un nivel más alto la experiencia de navegación y entretenimiento. Con los servicios LIVE de Bluelink, disponibles en los TUCSON con motor de 48V y en los 100 % híbridos, es posible tener todo el control de tu vehículo a través de tu smartphone y a distancia.

Los vehículos eficientes con distintivo medioambiental ECO nos brindan un mundo de posibilidades construido para habitar en la movilidad actual. Además de ser modelos hechos por y para convivir en las ciudades del mañana, no nacen ajenos a las necesidades del conductor actual. Un usuario que busca modernidad, tecnología que nos haga la conducción más cómoda y potencia para poder disfrutar del coche allá donde uno quiera.

Imágenes | Hyundai Media Newsroom DGT